+34 _932 803 133 Contacta Mapa Web

Asegura tu futuro pagando menos impuestos

Cada persona puede diseñar su propio plan de ahorro para la jubilación. Sólo tiene que decidir la cantidad que desea aportar, elegir el producto que mejor se adapte a sus necesidades y realizar la aportación respetando los límites establecidos por la legislación vigente.

En ERM ofrecemos a nuestros clientes dos productos complementarios que nos permitirán resolver favorablemente las preguntas que nos hacemos sobre nuestro futuro y el de nuestras familias: Los Planes de Previsión Asegurados y los Planes de Pensiones.

 

Planes de Pensiones

Son instrumentos que, mediante la capitalización de las aportaciones realizadas, complementan las pensiones de la Seguridad Social en el momento de la jubilación percibiéndose en forma de capital o de renta.

La rentabilidad obtenida es función del valor de mercado del activo seleccionado y, por ello, en el mercado encontramos planes de renta variable, planes de renta fija, planes mixtos.

 

Planes de Previsión Asegurados

Garantizan mediante el aseguramiento de un tipo de interés, la percepción de un capital o renta en el momento de la jubilación.
Además al garantizar la rentabilidad, nuestro ahorro estará siempre a salvo de las variaciones en los mercados financieros.

 

Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados

Ambos productos combinados ofrecen extraordinarias ventajas fiscales determinadas por Ley, que nos permitirán pagar menos en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

  • Aportaciones periódicas, únicas, inicialmente establecidas o extraordinarias.
  • Prestaciones aseguradas: supervivencia a la fecha de Jubilación, Fallecimiento, Invalidez Permanente Total, Invalidez Absoluta y Permanente, Gran Invalidez.
  • Rescate total o parcial: Posibilidad de rescatar parcial o totalmente el contrato, recibiendo el valor de mercado de las inversiones afectas al contrato en caso de enfermedad grave o desempleo de larga duración, a nivel general. A excepción de estos dos supuestos, no hay posibilidad de rescate hasta el vencimiento que es la fecha de jubilación. En caso de que no se tenga derecho a percibir la pensión de jubilación de la Seguridad Social, el saldo acumulado podrá retirarse a partir de los 65 años.
  • El saldo puede movilizarse hacia otro Plan de Pensiones o Plan de Previsión Asegurado de la misma compañía Aseguradora o de otra. El importe que se traspasa es el valor de mercado de las inversiones afectas al contrato.

 

Ventajas Fiscales

Aportaciones: Las cantidades invertidas en un Plan de Previsión Asegurado (PPA) o en un Plan de Pensiones (PP), reducen la base imponible del IRPF del aportante a la vez que mantienen, o incluso aumentan, nivel de renta tras la jubilación. El límite de reducción dependerá de la edad del contribuyente.

 

  Hasta 50 años Desde 50 años
General

El importe menor de:

a) 10.000 €/año
b) 30% de los rendimientos de trabajo y Actividades Económicas

El importe menor de:

a) 12.000€/año
b) 50% de los rendimientos de trabajo y Actividades Económicas

A favor del cónyuge (rendimientos del trabajo < 8.000 €/año) Reducción adicional de 2.000 € por aportaciones a PP del cónyuge Reducción adicional de 2.000 € por aportaciones a PP del cónyuge
A favor discapacitados 10.000 €/año independiente de las portaciones propias (límite general) 10.000 €/año independiente de las portaciones propias (límite general)
Discapacitados (A) 24.250 €/año 24.250 €/año
Deportistas profesionales 24.000 €/año 24.000 €/año

 

(A) Aportaciones propio minusválido + Aportaciones de otros a favor de este han de ser inferiores a 24.250 €/año. Si son mayores, primero se reduce la aportación del propio minusválido y el resto hasta 24.250 €, para el resto aportaciones el límite de 10.000 € (aportaciones a favor discapacitado)
Los rendimientos no están sujetos a tributación hasta que la personas lleguen a la jubilación y empiece a percibir la prestación derivada del Plan de Previsión Asegurado o del Plan de Pensiones. En el impuesto sobre el Patrimonio, el ahorro acumulado está exento de tributación.

En función de los ingresos que tengamos y de las aportaciones que hayamos realizado, se pueden conseguir importantes ahorros fiscales.

Ejemplo:
 

Base Imponible I.R.P.F por Rendimientos Netos Reducción de Base Imponible por Aportaciones Realizadas Ahorro de Impuesto % de ahorro sobre aportaciones
18.000 € 5.400 € 1.308 € 24,2 %
30.000€ 9.000 € 2.520 € 28,0 %
42.000€ 10.000 € 3.609 € 36,1 %
54.000€ 10.000 € 3.736 € 37,4 %
78.000€ 10.000 € 4.300 € 43,0 %

 

Prestaciones

Las prestaciones tienen la consideración de rendimientos del trabajo y se integrarán en la Base Imponible del I.R.P.F, tanto si se perciben en forma de renta como en forma de capital.

En ambos casos al presentar la declaración del I.R.P.F, podremos deducirnos las retenciones que se hayan practicado y además, al tratarse de rendimientos del trabajo, nos beneficiaremos de una reducción de hasta 4.080 €.

Contacta con nosotros y te informaremos sin ningún compromiso. ¡Aún estás a tiempo!

Consultoría de Riesgos
Gerencia de Riesgos
Riesgo
Tipos de Riesgos
Fases de la Gerencia de Riesgos
Mapa de Riesgos
Auditoría de Riesgos
Gerentes de Riesgos
Correduría de Seguros
Gestión de Siniestros
Manuales de Seguros
Informes de Gestión
Seguros Personales
Affinities
Protección del carné de conducir
Crédito y Caución
Factoring
Credit Management
Riesgo Político y Single Risk
Previsión Social
Correduría de Previsión Social
Consultoría de Previsión Social
Asegura tu futuro pagando menos impuestos
Planes de Compensación Flexible
Reaseguros ERM
ERM Grupo
Equipo de Servicio ERM
Biblioteca ERM
ERM News
Trabaja en ERM
ERM Premium
Servicios Premium
Personales Premium
Patrimonio Premium
Vehículos Premium
Responsabilidad Premium
© 2010 Enterprise Risk Management Gerencia de Riesgos Correduría de Seguros, S.L.   •  Aviso Legal  •  Política de Privacidad